Muchas veces nos sentimos sin rumbo o que el mundo se cierra sobre nosotros y no sabemos qué hacer o a dónde ir o a quién pedir ayuda y nos preguntamos: “¿Para qué vine a este mundo?”. Mi abuelita habría respondido: “para sufrir”, pero ahora las dos nos damos cuenta de que no es así, ella porque ya está con Dios y yo porque acabo de descubrir algo: venimos a este mundo para conocer a Dios y volver a él.

Seguramente te preguntarás ¿cómo se hace eso de conocer a Dios?, pues de la misma manera en que conoces a tus amigos: platicando con ellos y leyendo los mensajes y recaditos que nos mandan, pero aquí te lo ponemos más clarito en dos pasitos:

Platica con Dios como lo haces con tu mejor amigo: los amigos se conocen platicando

Muchas veces te pasas horas con tus amigos platicando de cosas que tienen en común, de las cosas en las que no se ponen de acuerdo y se ríen juntos de las cosas que les causa gracia…¿a poco no has tenido amigos con los que tienes un “saludo secreto”, o una frase o güiño que inventaron o adoptaron porque son “mejores amigos”?, parece infantil, pero este comportamiento es característico de la amistad y se repite entre niños y personas mayores SIEMPRE. Pues Dios quiere contigo una relación así: que tengan su propio saludo, que le cuentes todo: lo que te gusta, lo que te da miedo, lo que te da coraje… sin vergüenza (eso sí, con respeto porque es DIOS, no es cualquiera, él es más importante que hablar con un Presidente de alguna nación, recuérdalo)… Dios quiere que le platiques todo; ya sabe todo de ti pero quiere escucharte y que lo busques para que te apapache… Dios quiere apapacharte, nomás que aveces no te dejas… no nos hagamos.

Lee los mensajes de Dios así como te metes al Facebook de tus amigos y los sigues en Instagram o les “chismoseas” todo en el WhatsApp

Sabemos que Dios no tiene perfiles en Redes Sociales pero sí dejó enseñanzas y lo que le parece bien o le parece incorrecto – y por qué –; ahora te preguntarás: “¿y dónde voy a ver eso para saberlo?”, pues en la Biblia.. Sí, nos referimos a ése libro gordito de letras chiquititas que tienes lleno de polvo en el librero… sácalo y quítale el polvito… empieza a leerlo desde el principio, o sea, desde Génesis…parece bien aburrido, pero he aquí un consejito: antes de agarrar la Biblia, pídele por favor a Dios que te ayude a apreciar y a comprender su mensaje para que puedas empezar a conocerlo, además baja versiones de la Biblia en el celular con traducciones más modernas para que no te aburras.

Seguramente al leer el Libro de Génesis, dirás “¡Qué aburrido… en el primer día hizo a los changuitos y en el segundo a los tigres que se comen a los changuitos!” Para empezar, Dios no hizo ni a los changos ni a los tigres en esos días, pero al ver cómo hizo Dios el mundo en cada día podrás ver que lo hizo todo con mucho detalle y exactitud, lo hizo hermoso, ¿pero para qué?, pues para que lo habitáramos. Cuando una pareja va a tener a su bebé, busca proveerle lo mejor que puede y trata de escoger dentro de sus posibilidades lo mejor: la cunita, la telita de los pañales, limpia la casa… Igualmente lo hizo Dios al crear el mundo para que lo habitáramos, pues como padre nuestro que es, quiere que sepas cómo fue que escogió todo para recibirte en el mundo. Quiere que sepas que todo lo que hizo lo hizo pensando en ti y en cómo te haría bien y cómo en cada detallito te haría saber que te ama y que te piensa y que siempre ha sido tu padre y que desde hace miles de años él hizo este mundo que te esperaba… y así te vas: leyendo la Biblia de a poquito y tratando de ver qué es lo que está reflejando de Dios, pero OJO DE CHÍCHARO: la biblia es TEXTUAL, es decir, que lo que dice se toma como un hecho y que NO NECESITAS QUE NADIE TE LA INTERPRETE. Recuerda que no necesitas que nadie te interprete lo que tu mejor amigo te cuenta, así tampoco necesitas que nadie te interprete lo que dice la Biblia. Haz de cuenta que la Biblia es el muro del FaceBook de Dios y que las historias de la Biblia son las historias que Dios sube a su Instagram… ¿ves que Dios siempre ha estado en onda desde antes de que el mundo fuera mundo?

Deja un comentario