Recursos y consuelo bíblico gratuitos

Encuentra una gran selección de recursos bíblicos que te ayudarán a obtener respuestas, estudiar la palabra y compartir enseñanzas.

El que busca a Dios recibirá instrucción, y el que madruga para consultarlo tendrá respuesta. – Eclesiástico 32:14

Nuestros Servicios Gratuitos

Brindamos consuelo bíblico y apoyo emocional a quien pasa por momentos difíciles

Consuelo Bíblico

¿Necesitas hablar con alguien? Te escuchamos y te comprendemos. Puedes contactarnos por teléfono, Facebook Messenger, WhatsApp o por correo y te atenderemos siempre con gusto.

Creamos contenidos bíblicos originales, desde artículos hasta videojuegos

Creación de Recursos Originales

Desarrollamos contenidos bíblicos de interés general que pueden utilizar tanto individuos como congregaciones enteras ¡y siempre son gratuitos!.

Apoyamos programas de radio por internet, programas de TV y organizaciones sin fines de lucro

Difusión de Contenidos hechos por Terceros

Difundimos, recomendamos y participamos en la actividad de organizaciones sin fines de lucro en nuestras redes y en nuestra página.

Artículos de nuestro Blog

¿Cómo son las trampas del diablo?
El diablo sabía que al comer del fruto prohibido nos daríamos cuenta de lo que es bueno y lo que es malo, como también sabía que nos caería una enorme responsabilildad: sobreponernos a las tentaciones de pecar, cosa que no es fácil porque no somos perfectos como Dios. Sabiendo eso …
¿Qué pasa cuando atraviesas por momentos difíciles en tu vida y sientes amargura, dolor e injusticia en tu corazón?
La vida tiene momentos difíciles para todos, o a veces la desgracia sorprende a personas cuyo dolor también te lastima. En esos momentos es muy difícil dar palabra de aliento porque el corazón y la esperanza se rompren, sobre todo cuando se trata de pérdida de seres queridos que por …
¿Qué sentido tiene tu vida?
Muchas veces nos sentimos sin rumbo o que el mundo se cierra sobre nosotros y no sabemos qué hacer o a dónde ir o a quién pedir ayuda y nos preguntamos: “¿Para qué vine a este mundo?”. Mi abuelita habría respondido: “para sufrir”, pero ahora las dos nos damos cuenta …